Volkswagen Jetta GLI

El Jetta GLI mk4.5 sin duda alguna es de los sedanes mas queridos de Colombia, muchas personas lo adquirieron como su primer vehículo de enfoque deportivo, en este año la marca presento su ultima versión, que mantiene el motor Turbo y mejora en su equipamiento, estética y detalles.

Lo excelente

Lo primero es hablar de su motor, tenemos un 2.0L Turbo que entrega 230 HP y 350 Nm, acoplado a una caja DSG de 7 velocidades y tracción delantera. Este motor realmente es apropiado para este Jetta, en un uso normal realmente no le hace falta potencia. Si bien tenemos un poco de Turbo Lag, el motor como tal cuenta con la potencia suficiente para mover el carro a bajas revoluciones, sin duda alguna el rango medio es donde mejores sensaciones tenemos.

La caja DSG tiene un comportamiento interesante, en los modos normales sufre un poco de torpeza en los cambios descendentes pero en Sport el comportamiento cambia radicalmente, es mucho más directa.

Lo bueno

El equipamiento general que trae es el adecuado para un vehículo de estas características, lo primero es que el volante cambia respecto al Jetta TSI, acá tenemos mejores materiales, el virtual cockpit es idéntico al normal al igual que su pantalla central, el único cambio es la integración de los Sports Mode.

Ahora contamos con cargador inalámbrico para celulares, sillas calefactables y ventiladas, modos de manejo, sillas eléctricas con memorias, pedales en aluminio, costuras en color rojo, Auto Hold con 2 puertos USB C y un USB A.

Su espacio interior realmente es sorprendente por su amplitud, en la primer y segunda fila tendremos espacio más que de sobra para sus ocupantes, el único que se sacrifica es el quinto ya que tenemos un túnel de escape bastante pronunciado. 

Si usaremos el Jetta para llevar a 4 adultos todos irán perfectamente cómodos, junto a un enorme espacio de 510 litros de baúl y bajo el piso tendrá también espacio para una llanta de repuesto, eso sí, ahorra espacios.

EL sonido del motor del Jetta es un tema interesante, afuera se escucha bastante bien con un petardeo en la caja de cambios que aporta a la sensación deportiva, en el interior si lo colocamos en modo Sport tendremos un sonido simulado mediante los parlantes, este sonido no esta mal pero a nuestro gusto ya es demasiado intrusivo.

Lo que debe mejorar

Realmente son pocas las cosas que no nos gustaron del Jetta TSI, la primera y la más grande es la falta de asistencias avanzadas a la conducción, lastimosamente únicamente contamos con control crucero tradicional. Nos queda haciendo falta por lo menos el AutoHold, sensor de punto ciego en los espejos y el imitador de velocidad. 

El segundo punto es el exceso de los «plásticos Volkswagen» que ya nos acostumbraron a verlos en exceso en el interior de prácticamente todos sus modelos que vemos en este mercado. La sensación de tener un vehículo especial no será la mejor en el Jetta, pero si obviamos este punto puede ser un excelente carro para disfrutar las carreteras de nuestro país.

Federico Castillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

El segmento de los eléctricos crecerá un 22.54%

Vie Dic 23 , 2022
Un impacto menos dañino al medio ambiente y una conducción más fluida, son algunos de los beneficios de la movilidad eléctrica

Puede que te guste

Nuevos